dijous, 2 de febrer de 2017

Operación frio: derecho a dormir en un sitio digno

Toda persona tiene derecho a dormir en un sitio digno protegida del frío.
La administración es quien debe velar por los Derechos de todas las personas.
Exigimos una Operación Frío en condiciones de dignidad y albergues de baja exigencia.



Concentración en la plaza del ayuntamiento de Valencia para exigir que ninguna persona muera en la calle a causa del mal tiempo.
Lectura del manifiesto que se enviará al ayuntamiento con las adhesiones de las siguientes organizaciones y colectivos:

Mesa d'Entitats de Solidaritat amb els Immigrants

  • Ca Revolta
  • CEAR PV 
  • Cepaim
  • Comunidades cristianas
  • HOAC PV
  • Médicos del Mundo CV
  • Psicólogos y Psicólogas Sin Fronteras
  • Unió Pobles Solidaris
  • CCOO PV
  • UGT PV
  • CEDSALA
  • Liga Española de Educación y Cultura Popular
  • Asociación Intercultural Candombe
  • Movimiento contra la intolerancia
  • SJME
  • Cárites 
  • Sillas Contra el Hambre
  • Fundación Salud
  • 15MValencia
  • Marchas Dignidad

dimarts, 31 de gener de 2017

3, 4 i 5 febrer TANCAMENT!

El 3, 4 i 5 de febrer tancament en la parròquia de Monteolivete per a exigir que el CIE que està tancat de forma temporal tanque definitivament

La HOAC de València dona suport al tancament i les activitats del primer cap de setmana de febrer. Participarem i convoquem a les activitats.


dijous, 15 de desembre de 2016

IX marcha por el cierre de los CIE en el Día Internacional de los derechos de las personas migrantes

Este domingo, 18 de diciembre, la HOAC de Valencia estará entre los colectivos que defienden los derechos de las personas migrantes ante la Plaza del Ayuntamiento de Valencia, a las 12.00 horas, para iniciar la IX marcha por el cierre de los Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE).

Esta protesta finalizará en la puerta del CIE de Zapadores, símbolo de la vulneración de los derechos y la represión que sufre este colectivo en el Estado español y la Unión Europea. Además, en conmemoración de esta fecha, asociaciones y plataformas han organizado decenas de actividades durante toda la semana.

Diversas asociaciones, plataformas y movimientos sociales, entre ellos, la Campaña por el Cierre de los CIE (CIEs NO), la Mesa d’Entitats de Solidaritat amb les persones migrants,Obrim Fronteres, el Foro Alternativo de la Inmigración del País Valencià yla Plataforma Intercultural de España, instan a la ciudadanía a participar el próximo domingo, 18 de diciembre, en la IX marcha por el cierre de los Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Valencia que organizan con motivo del Día Internacional de los derechos de las personas migrantes.  

La protesta partirá a las 12.00 horas desde la plaza del Ayuntamiento y recorrerá algunas de las calles más céntricas de Valencia hasta llegar a la puerta del CIE de Zapadores, dónde se leerá un manifiesto y posteriormente se llevarán a cabo actividades socioculturales de sensibilización.

La portavoz de los colectivos de defensa de las personas migrantes, Eugenia Torres, ha explicado que la manifestación tendrá como reivindicación fundamental el fin del racismo institucional. “Las personas migrantes estamos expuestas a un ciclo de represión del que forman parte las redadas racistas por perfil étnico, las detenciones en Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE), las deportaciones forzosas a los países de origen, una injusta y excluyente Ley de Extranjería que funciona como frontera interior y el genocidio migratorio en las fronteras. Por todo ello, nos manifestaremos el día 18, para exigir el cese inmediato de estas persecuciones, así como el estricto respeto a los derechos de las personas migrantes”, ha explicado. 

“Queremos, además, visibilizar que las migraciones forzadas y el exilio -ha continuado- son consecuencia de un orden social y político injusto y globalizado basado en la explotación y el sometimiento de los pueblos, que perpetúa el saqueo de los recursos naturales y humanos de nuestros países de origen. Reivindicamos también el derecho a no tener que migrar, por eso es necesario que cese el expolio de nuestros países. ¡Estamos aquí porque estáis allá!”.

dissabte, 3 de desembre de 2016

Boletín "Pendre la Paraula" nº12 Desembre 2016

Número 12 del Boletín trimestral "Pendre la Paraula", publicado por el Sector sobre inmigración de la HOAC (Hermandad Obrera de Acción Católica) de Valencia.

Animamos a que lo difundáis entre compañeros y compañeras, y entre personas solidarias en general.

Os animamos a seguir visitando también el Blog con el mismo nombre: http://prendrelaparaula.blogspot.com/

dilluns, 14 de novembre de 2016

Solicitud del cierre de definitivo e incondicional de todos los CIE, empezando por la no reapertura del CIE de Zapadores de Valencia


HERMANDAD OBRERA DE ACCIÓN CATÓLICA

Comisión Diocesana Valencia

c/ Purísima, 14



A la atención de Don José Cholbi Diego, Síndic de Greuges

Habiendo tenido constancia de la posible reapertura del Centro de Internamiento para Extranjeros (CIE) de Zapadores, y conociendo la realidad de los CIE en general, como espacios totalitarios donde se priva de libertad a las personas migrantes por una cuestión administrativa, donde existe una continúa y sistemática vulneración de derechos y libertades fundamentales,

Pero, sobre todo, conociendo la realidad concreta del CIE de Zapadores, centro donde las personas privadas de libertad tienen que hacer sus necesidades en bolsas de plástico por la noche, donde están sometidas a las picaduras de chinches (desde hace más de dos años no se han podido erradicar), donde hay múltiples denuncias de malos tratos, tortura y tratos vejatorios, y donde las condiciones son denigrantes por la falta de privacidad, higiene y protección, especialmente para quienes están en situaciones de mayor vulnerabilidad.

Como organización integrada en la Campaña CIEs NO, y como movimiento de Acción Católica comprometido con la Justicia y los Derechos Humanos, no respaldamos este modelo de represión a las personas migrantes. Una sociedad democrática no puede serlo, si no incluye y protege a toda la población. No queremos que se encierre a las personas migrantes en los CIE, ni que se les persiga, ni que se les deporte. Ninguna de estas acciones se sostiene desde un punto de vista democrático, económico ni demográfico.

No pudiendo las administraciones garantizar la dignidad de las personas, solicitamos el cierre de definitivo e incondicional de todos los CIE, empezando por la no reapertura del CIE de Zapadores de Valencia.

En ejercicio del derecho a la ciudadanía de nuestros militante, nos ponemos en contacto con usted para reclamar en su nombre el cierre de los CIE y el fin de las deportaciones.



En Valencia, a 4 de noviembre de 2016


Hermandad Obrera de Acción Católica, CD de Valencia

Ningún ser humano es ilegal



dijous, 10 de novembre de 2016

Cáritas Diocesana de Valencia y la HOAC se suman a la Jornada Mundial por el Trabajo Decente con una misa en la Basílica

Cáritas Diocesana de Valencia y la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) convocaron ayer por la tarde la celebración de una misa en la Basílica y un acto público reivindicativo en la plaza de la Virgen con motivo de la celebración mañana de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente.

La eucaristía fue presidida por el vicario de Acción Sociocaritativa del Arzobispado de Valencia, José María Taberner, según han indicado hoy a la agencia AVAN fuentes de las entidades convocantes.

Seguidamente, la plaza de la Virgen acogió “un sencillo acto público que pretendía visibilizar situaciones de explotación, precariedad y pobreza laboral tan generalizados que las hemos normalizado”, han añadido.

Tras la extensión de un tapiz con el lema de “Trabajo Decente”, “por turnos se fueron compartiendo experiencias breves de cómo repercute en las familias la precariedad, las horas extras, el trabajo sumergido, el paro de larga duración, siniestralidad, la población inmigrante y vulnerable”.

La jornada, convocada a nivel nacional por Cáritas y la HOAC, junto con CONFER, Justicia y Paz, Juventud Estudiante Católica y Juventud Obrera Cristiana, finalizó con la lectura y reparto de un manifiesto. (AVAN)



dilluns, 7 de novembre de 2016

«Para denunciar las condiciones inhumanas del CIE me apoyaron personas “con luz”»

Reproducimos el artículo de nuestra compañera Yolanda Cañada sobre la realidad del CIE de Valencia, aparecido en la revista Noticias Obreras.


Mohamed Alí, refugiado y ex interno de un CIE. Tiene 33 años. De origen argelino, desde febrero de 2016 tiene reconocida la condición de refugiado. Sonríe todo el tiempo mientras prepara galletas con Nutella. Pese al caos vive en paz. Quieres creerle cuando repite «yo aquí estoy tranquilo, ahora 90% feliz». Solo dos veces se le humedecen los ojos… ¿qué otro 10% acarrea?
Se nos amontonan las preguntas sobre estos últimos tres años en los que ha cruzado dos veces el estrecho y ha pasado otras dos por el «Guantánamo» de Valencia. Impresiona la rotundidad de la respuesta sobre si cree que quienes lo intentaron y casi no lo cuentan lo volverían a hacer… Entre su primer y su segundo viaje solo pasaron dos meses.



Llegar al día de hoy le ha costado no dejar de pelear, aprender a estar solo, y a confiar poco a poco en su capacidad para pedir respeto, hasta asumir la responsabilidad de denunciar las condiciones inhumanas del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE), apoyado por personas «con luz». Menciona sus nombres como quien reza, Dani, Gomie, Ema, Martin, Yumana, ellos me han dado confianza para hablar, para pedir mis derechos. «Débora (voluntaria de CEAR) es como mi hermana», le conté la primera travesía con 17 personas en verano de 2014, cuando recuerdo los cinco días a la deriva en el mar, el frío de noche, la sed de agosto. «Ella escucha hondo, lo ve todo, siente nuestro miedo y tiene rabia, vergüenza… y lo escribe para que no se pierda».
Esa primera vez estuvo 47 días en el CIE de Valencia, donde los internos padecen una plaga de chinches recurrente, registros brutales y arbitrarios, agresiones, vulneración de derechos básicos, abusos y cargas de «los rambos» con desproporcionados pertrechos y maneras de antidisturbios, hambre, sed, falta de intimidad y de humanidad. Al día siguiente de intentar denunciar todo esto fue expulsado del país, «23 de septiembre de 2014». Una práctica habitual de corporativismo institucional que utiliza la devolución en caliente pese a ser ilegal. Cualquier cosa para seguir negando la evidencia: el sistema no solo es amoral, sino que no funciona, pero sigue provocando dolor gratuito.
¿Por qué dejaste Argelia? ¿Por qué arriesgas la vida?
Mohamed tiene un problema, no puede dejar de pensar. «Yo pienso mucho como proteger mi vida, cómo puedo estudiar, quiero trabajar, quiero aprender, por las noches no duermo con esto, no podía más…». Necesitamos poder decidir desde cosas básicas hasta cómo vivir, cuándo tomarse una pastilla, cómo de largo llevar el pelo… «Aquí puedo, allí no podía».
«En mi país tenía problemas para poder vivir como quiero, ser quien soy, allí tu vida depende de la voluntad de otras personas, hay tradiciones, un programa que debes continuar. Tienes libertad en lo que no importa, pero no en temas como con quién te casas o cómo amas».
Descubrir que tenía su propio programa y actuar en conciencia con su identidad y sus opciones supuso una ruptura sin marcha atrás en la que se ha jugado el todo por el todo, cruzando el estrecho hasta Almería en una barca de goma solo dos meses después: el 19 de noviembre de 2014 lo volvió a intentar. Lo consigue, y vuelta al CIE.
 Voluntarios de la «Campaña CIE NO», de Cruz Roja, de CEAR, Cáritas, HOAC y entidades de solidaridad con las personas migrantes apoyan en lo posible las situaciones de indefensión de estos presos sin delitos, encerrados por faltas administrativas. Manteros, gente que se quedó sin trabajo y perdió el derecho a permanecer en el país, recién llegados transportados desde Almería, amas de casa con familia y red en algún barrio de Valencia que salieron a comprar y acabaron encerradas, hombres mayores, chavales, chiquillas que llegan del infierno. No hay un perfil. O sí, son una errata en el primer mundo, no existen, no importan nada a casi nadie.
La «Campaña CIE NO» lleva seis años denunciando este agujero negro con marchas y concentraciones en la calle, en los medios, y acompañando desde dentro. Abogadas, enfermeros, traductoras, psicólogos, trabajadores sociales, periodistas, personas… tocadas por los más de 4.000 muertos en el Mediterráneo solo en 2015, que registran las historias de quienes han sobrevivido pero acaban atrapados en este limbo.
¿Qué le decidió a denunciar?
«No hay solución con la policía del CIE de Zapadores. ¿No piensan por qué la gente intenta escapar una y otra vez? Algunos te hablan bien, quieren jugar al fútbol con nosotros, dicen que hacen su trabajo, pero hay grupos ¡muy racistas! Te faltan respeto sin motivo, no hay condiciones, la gente pasa hambre, tiene dolor todo el tiempo, sufren mucho». Le impactó la puerta de cristal contra la que tuvo que romperse la cabeza Boialam para que lo trasladasen, llevaba días retorciéndose de dolor, le estallaba la cabeza y no le hicieron caso hasta que sangró.
«Al doctor de allí no le considero doctor, trabaja para la policía, no atiende bien a personas que necesitan ir al hospital. Solo da cremas y pastillas, la gente está drogada, para no sentir, y para que no molesten. Recuerdo que le dije: “tú tienes una responsabilidad”».
¿Cómo ha sido tu vida desde que saliste?
«La segunda vez salí del CIE de Zapadores de la mano de Cruz Roja, 12 días en un hotel, 2 meses viviendo en un albergue, mientras se iba tramitando la documentación para entrar en el Centro de Atención/Acogida al Refugiado de Mislata, donde estuve 6 meses y ¡saqué 13 diplomas! (castellano, cocina, informática, carretillero…) En noviembre de 2015 tuve una entrevista en Madrid en la que valoraron mi historia y en abril “dijeron que sí”».
Busca trabajo obsesivamente, empieza a destajo en el campo, pero sigue buscando y con el tiempo consigue alquilar un piso en un pueblo donde está tranquilo, intenta irse a dormir temprano. Es consciente de la precariedad en la que trabaja para una cooperativa de un proveedor de carne a grandes superficies. Por las noches tiene calambres en las manos del ritmo de trabajo, los movimientos repetitivos durante horas… «Los emigrantes hacemos el trabajo más pesado, de 6 a 16 horas con el cuchillo sin parar, un descanso para comer, ropa limpia y otra vez a despiezar. ¿Contrato? Autónomo, si aguantas al año te hacen fijo», pero… Nativa o extranjera, la misma clase obrera.
El último martes de cada mes, a las 19:00, hay una concentración ante el CIE de Valencia… Avda. Dr. Waksman, porque ningún ser humano es ilegal.


faldon portada y sumario
tantoportanpoco560-05
faldonsumario2-02